En superficies porosas, elementos como la humedad procedente de la lluvia penetran en ellas, transfiriendo sulfatos y cloruros desde el interior hasta el exterior del material. Como resultado, se generan daños.

Mediante la aplicación de productos NANOSOLUTIONS para superficies porosas, se crea una capa protectora que se enlaza químicamente con la superficie. Esta protege el material contra cualquier agente externo, de modo que ninguna substancia consigue penetrar en él. Además, evita la formación de moho, parásitos o la acumulación de suciedad, así como protege el material de arañazos y desgaste. La superficie protegida queda impermeabilizada sin cambiar su aspecto y es resistente a los impactos ambientales adversos.

Algunas de las muchas ventajas son:

  • Impermeabiliza la superficie sin brillos ni cambios de color o tonalidad
  • Aporta una protección duradera contra el agua, suciedad, grasa y rayos UV
  • Facilita la limpieza de la superficie tratada
  • Reduce el mantenimiento
  • Alarga la vida útil del material